La Traición

















pasadyescuchadporplis



Siempre queda bien un epígrafe para empezar. Escúchese:
Cuando la palabra calla suele hacerse escritura.
Las bibliotecas son depósitos de silencio, salas de espera.
[Diarios del ergonauta]

Bienvenidos al Despelotario de la Palabra, lugar donde el hacedor ausentepresente compila sus decires cual señora que tira la basura por la ventana de su alma.

Archivo. Palabra de la semana. Dos puntos. La Traición.

La traición. Ergo, dedicamos este segmento de programa a Judas Iscariote y a los traductores literarios, paradigmas iconográficos del traidor universal.

A continuación daremos lectura y voz a un puñado de mensajes remitidos por oyentes ausentes acerca de la palabra elegida esta semana.

Dicen los vecinos del barrio que algunos mercados viven a costa de la muerte de otros. Lo mismo ocurre con muchos sobrevivientes de guerra: facturan entrevistas, libros, guiones de cine vendiendo la muerte de los caídos.

Otro mensaje nos cuenta que los traidores son fácilmente distinguibles: un traidor siempre viste ropa ajena.

Al enemigo y al traidor, nos dicen, al enemigo y al traidor, regale usted perros que no ladran. (Lema de la ópera "Muerden Sancho").

Tengo otro mensaje de oyente: La traición no es un valor sino un acto, ergo: hay buenos y malos traidores.

A veces, un traidor se transforma en héroe.

Los héroes de guerra, además de asesinos consagrados, son traidores a la humanidad.

El verdugo que se niega a ejecutar a un inocente es un traidor a La Ley.

Sin el buen traidor de Judas, algunas iglesias no tendrían amuletos para colgar en el cuello de sus fieles.

La cruz, ese instrumento de tortura, es el símbolo de la traición de los hombres a Dios.

No hay amigo traicionero, hay traidor amistoso.

No hay amigo traicionero, hay traidor amistoso.







:.